Partido Demócrata

   Todo parecía paradisiaco: el sol, la playa, el lujo, el buen humor… Sin embargo, el anfitrión se convertía en un ser depravado cuando se cerraban las puertas. En su isla privada del Caribe, Jeffrey Epstein abusaba de decenas de adolescentes. Una de sus víctimas, Chauntae Davies, nos desvela ahora las fotos de la guarida del monstruo.

Los lugareños la llamaban la ‘isla del pederasta’. Palmeras, bungalós pintados de azul y blanco, una piscina, un extraño templo con una cúpula dorada… Tiene aspecto de parque temático, pero era la guarida de un monstruo.

Un insaciable minotauro que exigía un tributo incesante de chicas jóvenes. Al menos 80 de ellas aseguran, según la acusación, haber sufrido los abusos sexuales de una jauría de la alta sociedad. Muchas eran niñas de entre 12 y 16 años, algunas lucían brackets y habían sido captadas a la puerta de sus colegios.

Isla orgía 4

En la isla Little Saint James, Epstein mezclaba (y encubría) los abusos con los negocios. Allí organizó incluso congresos científicos en los que estuvo hasta Stephen Hawking

Era la isla privada en el Caribe del magnate de Wall Street, pedófilo reincidente y proxeneta Jeffrey Epstein. Las fotos inéditas que acompañan a este reportaje fueron tomadas por una de sus víctimas, Chauntae Davies, una fisioterapeuta que trabajó para Epstein entre 2000 y 2005 como masajista y azafata en su avión privado, conocido como Lolita Express por las orgías a bordo.

Davies tenía 21 años cuando fue reclutada por la exnovia de Epstein, Ghislaine Maxwell, hija del magnate de la prensa Robert Maxwell. «Epstein era encantador en público, pero en privado se transformaba. Presumía de su amistad con el príncipe Andrés y se jactaba de haber pagado las deudas de Sarah Ferguson, la duquesa de York. Tenía fotos con ellos enmarcadas en las habitaciones», relata. El escándalo está lejos de amainar.

La autora de estas fotos asegura que fue violada por Epstein durante años

Ahora se ha sabido que Epstein estuvo en el castillo de Windsor en 2006, invitado por el príncipe Andrés y Sarah Ferguson al 18 cumpleaños de su hija la princesa Beatriz. Allí también estuvo otro buen amigo del príncipe, el productor Harvey Weinstein, acusado de agresión sexual por diversas actrices de Hollywood.

La víctima aportó estas imágenes como prueba

Davies asegura que fue violada sistemáticamente por Epstein durante años. La primera vez, en la camilla de masajes.

Isla orgía 6

«Me agarró de la muñeca y me desabrochó los pantalones. Yo le decía: ‘No, por favor, para’, pero eso solo le excitaba más». En julio de este año, le contó su odisea al FBI y aportó pruebas; entre ellas, las fotos que tomó en la isla. Epstein fue arrestado. En agosto apareció ahorcado en su celda de una prisión de Nueva York mientras esperaba juicio por tráfico sexual de menores. Con su muerte, la investigación se detuvo.

Davies y otras once mujeres que han salido a la luz pública a denunciar los abusos a los que fueron sometidas piden que se reabra el caso y se lleve ante la Justicia a los amigos, clientes y cómplices de Epstein que participaron en las violaciones. Epstein ya fue condenado por abusar de una adolescente en 2007, pero solo cumplió 13 meses gracias a un acuerdo con la Fiscalía.

Isla orgía de Epstein

Las víctimas no quieren que el caso Epstein se vuelva a cerrar en falso. «Ha destruido mi vida en todos los sentidos. Relaciones, familia, salud, trabajo. ¿Cómo se las arregló para hacer esto durante tanto tiempo a tanta gente?», se pregunta Davies.

Otra de las denunciantes es Virginia Roberts, que, entre sus denuncias de Einstein, asegura que el príncipe Andrés participó en una orgía en la isla caribeña con ella y otras ocho chicas. El duque de York lo niega, aunque reconoció que estuvo hospedado en el recinto. Se trata de una finca de 300 hectáreas.

Isla orgía 8

El financiero y sus amigos vips accedían en helicóptero. Las jóvenes, según su relato, que habían volado hasta el aeropuerto de Santo Tomás, eran trasladadas en yate. Nada más llegar, los guardias de seguridad les quitaban el pasaporte. Permanecían allí desde varios días a semanas o incluso más, siempre vigiladas. Sarah Ransome denunció que fue violada tres veces diarias durante seis meses.

Muchas de sus víctimas eran niñas que reclutaba a la salida del colegio

«Yo me había marchado de casa, en Sudáfrica, y había llegado a Nueva York con lo puesto. Una mujer me abordó a la salida de una discoteca y me habló de un tipo poderoso que me ayudaría a alcanzar mis sueños, y que me invitaba a pasar unos días en el Caribe». Aceptó. Un día intentó escapar en moto acuática, pero fue detectada por las cámaras e interceptada por los guardias. «El mar está infestado de tiburones, pero estaba tan desesperada que un tiburón hubiera sido mi mejor amigo».

También usó la isla como sede de congresos científicos

En una de las fotos se ve a Epstein hablando por teléfono mientras su secretaria, una sonriente Sarah Kellen, le masajea la espalda. Kellen, conocida como ‘la lugarteniente’, formaba parte de un grupo de mujeres que reclutaba a las niñas.

Isla orgía 3

Esta red estaba presuntamente liderada por Ghislaine Maxwell, que aparece en otra de las imágenes; esta lleva semanas en paradero desconocido y aseguró que temía por su vida. Las captadoras les decían a las chicas que podrían codearse con gente poderosa: magnates, realeza, famosos… Y que tendrían la oportunidad de conocer a Bill Clinton o Mick Jagger. Una aventura por la que, además, cobrarían entre 200 y 300 dólares. Algunas de las captadas eran inmigrantes y apenas hablaban inglés, otras provenían de familias desestructuradas.

Nada más llegar las niñas a la isla, los guardias de seguridad les quitaban el pasaporte

Epstein también utilizó la isla como sede de congresos científicos; entre sus huéspedes estuvo el físico Stephen Hawkings, al que invitó a una travesía en submarino. Epstein, que antes de gestionar un fondo de inversiones con el que hizo una fortuna valorada en más de 500 millones de dólares, fue profesor de matemáticas y realizó cuantiosas donaciones a instituciones tan prestigiosas como el MIT. Según el New York Times, tenía dos obsesiones.

Isla orgía 5

Una era la eugenesia, la mejora de la raza humana mediante la selección de las características más deseables, una idea relacionada con el nazismo. Fundó un banco de esperma que pretendía que sus donantes fueran Premios Nobel, aunque solo uno reconoció haber contribuido. Y quería perpetuar su propio ADN con un plan para dejar embarazadas a 20 mujeres a la vez. Su otro sueño era la preservación criogénica. Quería congelar su cerebro y su pene.

Foto principal: Epstein en su mansión de Little Saint James con Sarah Kellen, una de sus asistentes y reclutadoras. Ella habría sido la encargada de llevar en coche en plena noche a Chauntae Davies para que diese un masaje a su jefe

JOHN PODESTA EL AMIGO DE SANCHEZ, (el tonto de las mascarillas)

Publicado por Sonia Maria

Sonia Maria Sanchez, Sor Maria del amor hermoso. A los 12 años mi madre, una beatorra integrista, por dificultades económicas, decidió hacerme monja. .... A los 14 fuí violada por mi guía espiritual, el hoy obispo José Maria Moralini; actualmente, después de dejar los hábitos tras tener que remangarmelos a la fuerza me siento libre. Ahora, poso, a veces desnuda, y lanzo un mensaje a las víctimas de abuso sexual. Sor Sonia os dice que su cuerpo es el mejor instrumento para comunicar que la belleza, es un don celestial. Bien se sabe que la vida da muchas vueltas. En mi caso, de 24 años, se puede decir que mi vida dio, quizás demasiadas vueltas, tantas, que me mareaba después de cada orgasmo. De niña asistía diariamente a la iglesia. Hace mas de 8 años que ingresé a un convento de Mèjico, cerca de la capital, porque mi mas fervoroso deseo era ser monja. Ahí fuí abusada a diario sexualmente por el que consideraba mi padre espiritual quién, despues de dejarme embarazada, consiguió la ayuda económica del vaticano para provocarme el aborto. Tras varios años mas en el convento, un verdadero foco de sadismo, lesbianismo y violaciones por gente adinerada y por nosotras mismas. Había tanto vicio, que la única virgen que quedaba, era la de madera. Dos hermanas que se negaron a esta depravación, no tuvieron tanta suerte y, tras ser vendidas a la mafia de la prostitución satánica, yacen sus cadaveres en algún lugar del norte de Mexico. Así que, hace poco, decidí abandonar el convento y mi vida tomó otro rumbo. Este cambio de vida, sin embargo, no habría sido noticia. Hace unos meses contacté con el fotógrafo italiano Roberto Maglio, conocido por sus campañas de denuncias, a veces muy controvertidas, y tomé una decisión que sí sería noticia, es decir, posar para un calendario desnuda como tantas actrices o modelos. En entrevista telefónica a Noticieros Telepixa, afirmé que mi única intención es lanzar un mensaje fuerte a los moralistas, por un lado, y a todas las víctimas de abusos sexuales, por parte del Clero. El fotógrafo Roberto Maglio comentó, por su parte, a Noticieros Telepixa, que a través del cuerpo desnudo de Sor Sonia, quiere comunicar que hay que respetar a las mujeres y mirar su belleza en forma pura porque no somos animales. En el 2002 su calendario Madonne, es decir vírgenes, en el que aparecían 12 mujeres desnudas en escenas provocantes inspiradas en la vida de Cristo, casi le valió la excomunión, aunque también en esa ocasión afirmó que el sentido de su calendario había sido mal interpretado porque sus imágenes no querían ser blasfemas, sino al contrario, querían comunicar la inocencia, el sufrimiento y la desesperación

12 comentarios sobre “Partido Demócrata

    1. En La historia silenciada de Estados Unidos, el cineasta Oliver Stone y el historiador Peter Kuznick, nos cuentan los aspectos más turbios de las administraciones de Barack Obama, al que caracterizan como a un lobo con piel de cordero, y a Donald Trump, un fanfarrón iletrado

      Se presenta ahora, en su traducción en castellano, la segunda parte de La historia silenciada de Estados Unidos, libro escrito a dos manos entre el cineasta norteamericano Oliver Stone y el historiador Peter Kuznick.

      La segunda parte del libro «bucea» en la política exterior de Barack Obama y Donald Trump, una política exterior centrada en dominar el mundo e imponer el imperio norteamericano en los cinco continentes.

      Un cineasta crítico

      Si por algo se ha caracterizado la obra cinematográfica de Oliver Stone es por ser la conciencia crítica de América, «metiendo el dedo en el ojo» de todas las administraciones norteamericanas desde Lyndon B. Johnson.

      Su primer gran éxito, refrendado por un Óscar, fue con Platoon, un alegato antibelicista ubicado en la guerra de Vietnam, como también lo sería Nacido el 4 de julio, donde nos encontramos con la vida de los veteranos, muchos de ellos minusválidos, de esa guerra.

      Con JFK que explora una supuesta conspiración de las «cloacas del estado» y la Mafia en el asesinato de JF Kennedy y con Nixon, donde se centra en el Caso Watergate que obligó a dimitir al presidente norteamericano.

      En sus orígenes, La historia silenciada de Estados Unidos fue una miniserie de televisión que posteriormente tuvo su deriva en un libro escrito en comandita entre Stone y Kuznick y del que ahora se publica la segunda parte.

      Una democracia disfuncional

      La tesis fundamental de La historia silenciada de Estados Unidos, tanto de la serie de televisión de 12 capítulos como de los libros es que lo que comenzó siendo una democracia perfecta se ha convertido en un sistema que intenta perpetuar un imperio.

      No en vano el preámbulo de la Constitución de Estados Unidos comienza con “We the people” (nosotros el pueblo), perdió su esencia en cuanto se involucró en guerras, como la de Filipinas y la de Cuba, defendiendo únicamente los intereses de las grandes empresas norteamericanas.

      A ello hay que sumar conductas poco edificantes como siglos de esclavitud de los afrodescendientes, genocidio de los nativos americanos, explotación de la clase trabajadora, y una misoginia galopante que se ha perpetuado siglos.

      Con el tiempo, una democracia que fue espejo para todas las occidentales, se ha terminado convirtiendo en un sistema político disfuncional, con una corrupción que campa por sus respetos.

      Al mismo tiempo, la vida política corre, desde hace décadas, por unos railes tallados en piedra berroqueña, y con unas instituciones vacías de contenido, una política que se ha rendido al poder económico.

      Una historia oficial falseada

      Otra de las críticas que se hacen La historia silenciada de Estados Unidos es que la historia «oficial», la que proviene del gobierno y de las instituciones la mayor parte de las veces es una mixtificación.

      En cierto modo, aunque no con mucho entusiasmo, reivindican la figura de Edward Snowden, por el hecho de que, con su libro, Vigilancia permanente y con la película «firmada» por Laura Poitras, Citizenfour, se ha puesto negro sobre blanco como el gobierno norteamericano vulnera la propia legislación que debe defender.

      Invasión de Irak, ahí comenzó todo

      Fue con la decisión de invadir Irak, por obra y gracia de George W. Bush, cuando la historia de mundo volvió a cambiar, para peor, y aún ahora estamos sufriendo las consecuencias.

      En lo que a todas luces fue una guerra ilegal, «aquellos polvos trajeron esos lodos», y la decisión y el posterior «paseo militar» norteamericano por el país que gobernaba Sadam Hussein, provocó una debacle.

      Dicha guerra hizo retroceder a oriente próximo muchas décadas atrás, cuando el middle east era un tablero de ajedrez donde se dilucidaba una buena parte de la «guerra fría» entre occidente y el bloque del este.

      Inclusive la actual guerra de Siria tiene sus orígenes en esa invasión que quedó teatralizada por el «trío de las Azores», donde estaba presente Ansar, o así lo llamaba George W. Bush.

      Obama no fue lo que parecía

      En el libro también se critica a la administración Obama, e incluso al propio Barack Obama, ya que no hizo nada de lo que había prometido en la campaña electoral de su elección y de su reelección.

      A él se debe el concepto de «soft power», que finalmente en lo que se convirtió fue en el mismo militarismo e imperialismo yanqui pero con unos mejores formas y maneras.

      De hecho, en los ocho años en los cuales Obama fue presidente de Estados Unidos, la política de los llamados «asesinatos selectivos» aumentaron con respecto a las administraciones del partido republicano, teóricamente habitada por «halcones».

  1. Es terrible que todo esto haya pasado y que todavía haya hombres poderosos que pueden abusar de niños y adolescentes. Creo que muchos políticos deberían ser controlados por el FBI o por detectives creados específicamente para controlar a todas las personas sobre las que hay dudas. Creo que los padres deberían tener más cuidado con sus hijos, pero muchos padres son drogadictos y alcohólicos y no se preocupan por sus hijos.
    Especialmente en las redes sociales hay muchos pedófilos depredadores y los padres nunca revisan los celulares de sus hijos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: