Reyes Malos

El mundo de los locos

Antonio Maestre | La Marea | 06/10/2015

MADRID// Ali Mohammed al-Nimr va a ser decapitado por el gobierno autocrático de Arabia Saudí, que posteriormente crucificará su cadáver. Detenido en 2012, ha sido sentenciado a morir por participar con 17 años en protestas que pedían democracia en su país difundiéndolas con una Blackberry. El Gobierno español, que mantiene unas relaciones muy fluidas con el saudí, no ha realizado hasta el momento ningún tipo de gestión para intentar impedir que se le aplique la pena de muerte.

La Oficina de Atención Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores se ha negado a responder a La Marea específicamente sobre el caso de Mohammed Ali Nimr. Tampoco lo ha hecho sobre la situación de los Derechos Humanos en Arabia Saudí y se ha limitado a remitirnos a la pagina del Ministerio con una respuesta genérica sobre la pena de muerte:

“Como respuesta a su pregunta, este…

Ver la entrada original 581 palabras más

Anuncios